¡Noticia sobre mujer que asesinó a su hijastro en Bambamarca es falsa!

Supuestamente una mujer mató al hijo de su conviviente y le dio de comer parte del cuerpo en el almuerzo

¿Qué hay detrás de esta falsa noticia? ¿Quién o quiénes la inventaron y con qué propósito?

Te cuenta el taxista, te pregunta la señora de la farmacia y la chica que atiende en el agente dice que hasta hay un video en internet.

Te aseguran que ocurrió en Bambamarca, en una comunidad cuyo nombre es difícil de memorizar. Una mujer mató al hijo de su conviviente, es decir a su entenado, y luego cocinó parte del cuerpo y le dio de comer a su pareja, al padre del menor, en el almuerzo.

Su conviviente se había comido, sin saber, a su propio hijo. Parece un capítulo de un canal de cable, en donde hablan de asesinos en serie, que se convierten en caníbales y que llegan a comerse la carne de sus víctimas.

Pero una cosa es verlo en televisión en donde parece irreal, pero enterarte que algo así haya sucedido en #Cajamarca asusta, genera escalofríos, te hace temblar, el fin del mundo está cerca.

Pero en un reportero se impone la curiosidad, la urgencia de saber más detalles, de comprobar nombres, de viajar al lugar, de entrevistar a la mujer caníbal de #Bambamarca.

Llamamos a varios colegas y algunos confirmaron la historia. Había sido en una comunidad remota de Bambamarca y las rondas campesinas habían capturado a la mujer y la mantenían realizando cadena ronderil.

Pero tampoco tenían datos reales, solo decían: “Eso me han dicho”, “así he escuchado”.

Pero no había denuncia en la comisaría. Ninguna emisora, ni canal local había emitido la noticia, era un rumor que ya, en Bambamarca, están olvidando.

Y por fin un colega que tenía contactos confirmó que en la comunidad a la que se hacía reerencia no había posado nada.

Pero en #Cajamarca la noticia se esparcía, de boca en boca, de oído en oído. ¿Quiénes se encargan de difundir la falsa noticia soterradamente en Internet? ¿Es parte de un plan? ¿Es un sicosocial?

La noticia se viralizó pero no como el típico viral que es visto millones de veces, no de la manera acostumbrada en Youtube o en Facebook.

Se trataba de un chisme que alguien vio en Internet y que le contó a su mamá y a sus hermanos y en un momento, todos se habían enterado de la historia macabra, a pesar de que ningún medio había publicado ninguna nota al respecto.

Eran los usuarios los que compartían a pedazos el rumor. Luego salió un video, no se sabe de qué país y de qué año, en donde una turba le prende fuego a una mujer.

La dueña de la farmacia por supuesto ya lo sabía: “Hay un video en internet, dicen, los ronderos la quemaron viva a la mujer”.

Y después nos enteramos de los pishtacos en Lima. Un rumor en Internet hizo que una turba ataque a la comisaría de Huaycán, en donde se protegía, supuestamente, a una mujer que se encargaba de robarles los órganos a niños. El propio ministro tuvo que desmentir la noticia. No existía tal banda de pishtacos dedicada al robo de órganos en Huaycán.

Son casos muy parecidos, que surgieron en internet como chismes y que se viralizaron soterradamente, sin la intervención de los medios.

Es muy extraño y, para los reporteros, solo surgen preguntas y hasta hemos llegado a pensar que tal vez la historia sea cierta y nos la estamos perdiendo.

 

Comentarios

comments

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>